La innovación como un resultado de la oferta y demanda en la Formación dentro de las empresas

business money innovation icon

Photo by Pixabay on Pexels.com


 

La formación resulta un factor clave como entrada para muchos resultados y situaciones que se dan en las empresas y que afectan a aspectos estratégicos y operativos, tales como la competitividad, la cultura de empresa, la estructura organizacional y la capacidad de innovación, entre otros. Me quedaré con este último para desarrollar visualmente como se ve afectada la capacidad de innovar de una empresa(de sus empleados/as en definitiva) en función de como se inyecta el contenido formativo cuantitativa y cualitativamente en dos variantes y tres dimensiones:

Por tipo de formación:

  • Formación estándar. Cursos y monográficos transversales y comunes a todas las organizaciones, tales como Prevención de Riesgos Laborales, Seguridad e Higiene, Protección de Datos, Gestión de Conflictos…etc. Cuantitativamente, las horas fluctuarán en función de variables éxogenas (cambios legislativos, normativos) o endógenas (aumento de partida para innovación).
  • Formación especializada. Contenido específico de utilidad para un determinado proyecto, una tecnología concreta, un cambio organizacional de calado…etc. En empresas tecnológicas o con una necesidad de innovación alta esta partida debe ser suficiente y bien dirigida hacia los objetivos estratégicos de la organización.

– Por quien selecciona la formación a implementar

  • La empresa selecciona. La empresa dosifica en cantidad, contenido y calidad toda los cursos que se imparten a los empleados.
  • Los empleados eligen. Esta responsabilidad sale de los equipos en función de sus propias necesidades e inquietudes. Esta forma de proceder suele corresponder a organizaciones muy maduras en cuanto a confianza organizacional y/o estructuras horizontales y autogestionadas.
  • Un mix de los dos puntos anteriores. Suele ser el escenario común, donde la empresa asegura que se difundan los contenidos formativos correspondientes a obligaciones regulatorias, pero reserva parte de la partida poniéndole voz a los equipos para que expongan sus necesidades y justificando que retorno tendrá dicha inversión.

“Sólo hay algo peor que formar a tus empleados y que se vayan. No formarlos para que se queden”

Henry Ford

…..efectivamente las píldoras formativas que se inyectan en las empresas resultan un factor clave de éxito o fracaso en las empresas. Pero tan importante como el contenido es la combinación de las dos variantes y tres dimensiones citadas antes. Para mostrarlo más claramente, me acompañaré de unos gráficos de oferta y demanda que normalmente son utilizados en Economía, pero que van a resultar de gran utilidad en este ejercicio

a) Situación en equilibrio

En este estado hay una apacible armonía entre oferta y demanda de formación estándar y equilibrada. Este gráfico corresponde a empresas y organizaciones con un estable negocio, gente asentada y necesidad de innovación tendiente a baja.

equilibrio

b) Nuevo proyecto estratégico

Un proyecto estratégico puede llegar a la organización desde la visión del Comité de Dirección o bien desde la identificación que se haga internamente en cualquiera de las áreas. En todo caso, esto debe hacer virar 360% el contenido de la formación, focalizando la píldora en aspectos alineados con el objetivo a cumplir. En este escenario, la innovación suele ser alta con un retorno que, bien canalizado, puede resultar altamente provechoso para las organizaciones.

Si os fijáis, la situación de demanda y oferta se sitúa en el mismo punto, pero el contenido corresponde solo a formación especializada.

nproyecto

c) Restricción presupuestaria

Ya sabemos que las empresas afrontan ciclos alineados normalmente negativa o positivamente con los ciclos económicos. Una situación de “apretarse el cinturón”, reducirá normalmente la formación especializada a mínimos, motivación en la empresa y ,salvo raras excepciones, la capacidad de innovación.

El punto de equilibrio se sitúa en una cantidad menor, tanto en horas ofrecidas como en demandadas en formación estándar. La específica desaparece.

restricción

d) Plus en formación

Por último contemplaremos un aumento en la partida presupuestaria para formación, ya sea gracias a rendimientos internos de la empresa o bien obtenido gracias a una subvención. En este caso, el incremento se destina a formación especializada, que incrementa la motivación en la empresa y aumenta la probabilidad de innovación con retorno tangible a corto plazo.

El punto de equilibrio se sitúa a mayor valor en oferta y demanda, correspondiendo el incremento a formación especializada.

plus.jpg

Espero que sea de vuestro interés.

Un abrazo